Web Oficial de Paco Enlaluna

www.pacoenlaluna.net

Blog

Blog: El Quijote de San Blas


CándidaPor uno de esos pactos que no se hacen pero se cumplen ese día no me tocaba elegir película en el cine. Protesté e intenté sobornarla pagando el chino cuando me dijo “vamos a ver Cándida”. Persuasión imposible. En diez minutos estábamos en la cola más heterogénea que he visto nunca esperando ver al angelito de las patas gordas. “Pero si te a ti te gusta Gomaespuma” – intentó convencerme. “Sí, pero esta peli me suena a reality sobre mujer mayor y entradita en carnes que la sacan haciendo cosas atrevidas como jugar al béisbol”. Al salir del cine tuve que tragarme mi crítica cinematográfica barata, bate de béisbol incluido. Porque Cándida vale la pena. Porque Cándida es, entre otras cosas, una radiografía tragicómica de ciertos pedazos de nuestro “primer mundo”. Porque Cándida nos hace reír, pensar y crecer. En la sociedad del bienestar, con la nevera repleta y la caña con boquerones en el bar de abajo, hemos perdido la costumbre ancestral de la lucha por la supervivencia. Con la barriga llena inventamos problemas fantasmas, nudos psicológicos, banderas afiladas. Cándida, por el contrario, ha luchado prácticamente desde que nació. Carece de esos lastres, no le alcanza para comprar su tristeza. Por eso luce una sonrisa eterna y una mente lúcida, receptiva a la pequeña hermosura cotidiana. Cándida es un Quijote con fregona y lengua propia, cautivado por el ideal de una vida bucólica, armado con una honradez a prueba de billetes olvidados, que disfraza a sus hijos perdidos de dulcineas traviesas, que lucha contra los molinos de la miseria material y humana. Al final la realidad y el amor la devuelven a su barrio pobre madrileño pero en el camino ya ha contagiado a todo el mundo de locura dulce.


Después de ver esta película que ni siquiera elegí, pensé que en algunas cosas sería bueno ser menos Paco y más Cándida. Y esa es, en definitiva, una de las posibles cualidades del arte: abrirnos, enfrentarnos a nuestras entrañas, crecer. Y eso es lo que ha hecho Guillermo Fesser en su ópera prima. Y es eso justamente lo que hacen cada tarde Gomespuma disfrazando la sensibilidad de humor, demostrando que de la risa al compromiso hay un camino tan sencillo y necesario como la mirada cálida de Cándida.  


Id a verla.

19-01-2007

Comentarios

  1. jesus monllassssss14-02-2007 - 00:41:38

    hola, Paco, he passat per la teva pàgina i he llegit tots els articles publicats al blog. Nomès et vull dir una cosa, ETS NECESSARI...

  2. Xavi Pérez07-02-2007 - 00:55:51

    Vaya, te había perdido la pista... Como sufro de INSOMNIO, he estado ojeando el blog y, permítemelo, no tiene desperdicio. Aunque siga siendo el socio del mes del videoclub y las sirenas del banner ya me guiñen el ojo cuando clico en su piel, creo que sacaré tiempo para seguir leyendo lo que se publique en este espacio. Para el próximo concierto en Barcelona cuenta conmigo...

    Soy Xavi, de Onda Cero

    Amigo en las cervezas y las palabras (sic)

    http://javierperezmojica.blogspot.com